Unos consejos para el día del examen

Ya tenemos el examen encima. Antes que nada ¡¡muchísima suerte a todos!!

Podríamos daros los típicos consejos que da todo el mundo de dormir bien, desayunar como siempre, bla, bla bla…, pero nosotros queremos ser más prácticos contigo y quitarte algunas angustias de cara al examen, de esas que normalmente nadie te cuenta.

Si vas pensando que vas a suspender, suspenderás.

Hay personas que tienen tanto miedo al suspenso que van pensando “voy a suspender” como medida de autoprotección. Y “oh sorpresa!!” suspendiste. ¿Porqué? Pues porque tu cerebro ya estaba predispuesto a no esforzarse. Tu propia actitud te limita. Ve al examen con ganas y a comerte el mundo y si suspendes, pues suspendiste, pero no te suspendas antes de entrar.

Esos pensamientos negativos sólo te aportan una visión negativa de tu valía real, socava tu autoestima y elimina la confianza necesaria que tienes que tener para sacar este proyecto adelante. Aceptar esos pensamientos negativos, o incluso recrearte en ellos, te va a generar sentimientos de insuficiencia, inseguridad y duda.

Llega con tiempo

Todavía me acuerdo cuando vi llegar cinco minutos tarde a una alumna con la cara desencajada chillando, Manolo, ¡¡Que me he perdido!! Entró e hizo el examen pero iba tan atacada que no puso la opción del examen A o B.  Nos podemos imaginar el resultado. Y esta alumna iba genialmente preparada. Otra llegó tarde y en coche y no era capaz de encontrar sitio para aparcar. Nosotros le aparcamos el coche, pero el mal ya estaba hecho. Entró muy nerviosa al examen.

Y, si puedes, visita el sitio del examen antes para no perderte.

Todos los sitios de examen tienen lavabos.

Hay muchas personas a las que los exámenes les pone nerviosos y les llena de preocupación poder ir al baño dos minutos antes del examen. Sabed que los exámenes se hacen en facultades y obviamente los lavabos están abiertos. Mi socio y yo, tenemos la costumbre de acompañar a los alumnos al examen y más de uno me ha preguntado cada año al entrar si habrá lavabos. Pues claro, alma de cántaro, ¿no va a haber lavabos?

Podéis cambiaros de sitio.

Si la persona de al lado o la de delante está haciendo ruidos, mueve toda la silla y te golpea en tu mesa, huele mal (maravillosa situación) o hace cualquier cosa que te moleste, puedes pedir a los compañeros que vigilan las aulas que te cambien de sitio. No debería ser problema ese cambio de sitio. Es preferible hacerlo cuanto antes y no esperar al último minuto, porque todo lo que hayas esperado habrás rendido menos

Elige bien el bolígrafo.

Los exámenes se escanean para obtener tus respuestas por lo que tus marcas deben ser claras. Si usas un bolígrafo de gel o un roller, esas tintas tardan un poco en secarse por lo que podríamos correr el riesgo de que la tinta emborrone el espacio de la respuesta.

Usa un boli BIC negro y elimina ese problema.

Escribe la opción elegida directamente en la hoja de respuestas.

Algunos opositores escriben las respuestas en el cuadernillo y cuando falta poco lo pasan a las hojas de respuestas. Esto es muy peligroso.

  • En primer lugar te puedes salta el orden. Si has dejado una en blanco y no te das cuenta, todas tus repuestas estarán mal. Y conocemos muchos casos.
  • En segundo lugar puede que no te des cuenta que se ha acabado el tiempo. No es broma, el año pasado una opositora tuvo ese problema y la hoja de respuestas estaba en blanco cuando dijeron que se había acabado el tiempo.

Utiliza la hoja de respuestas como guía.

Hay personas que necesitan una guía para centrar las preguntas. Generalmente suelen usar una regla pero en el examen no podrán. Una buena opción es coger la hoja de respuestas puesta en horizontal para ver sólo la pregunta que nos ocupe en ese momento.

Y ahora unos consejos para después del examen

  • Cuando acabes el examen intenta desconectar después del lógico repaso con los compañeros. No vayas más allá.
  • No vayas como pollo sin cabeza buscando las respuestas a las preguntas.
  • Espera a las plantillas provisionales y después revísala.
  • Huye de los foros donde hay muchos “listos” que ya hablan de impugnaciones o de las distintas opciones que ellos consideran correctas.
  • Aprovecha esos dos días para descansar.

Te deseamos toda la suerte del mundo pero, piensa que si suspendes es algo totalmente natural en el mundo de las oposiciones.

 

 

Artículos relacionados